jueves, agosto 18, 2011

Corriente


Se trata de una animación hecha a partir de un poema de Federico García Lorca.

domingo, enero 24, 2010

Las virtudes teologales

No pienso.
Creo que pienso.
Pero sólo imagino.

Imagino y me invento
cosas que ocurren,
pero no me las creo...

¡Al final todo es cuestión de fe!

Y quiero creer,
sé que me conviene,
más que nada,
para vivir mejor.
Pero no puedo.
Me vacunaron de pequeño
contra la fe.

Y tengo un montón de anticuerpos
luchando en mi organismo
cada vez que aparece en mi vida
un virus de esperanza
que acaban neutralizando.

Y sin fe, ni esperanza
sólo me queda la caridad.

Entonces recuerdo que decía Roger Moore:
La caridad bien entendida
empieza por uno mismo.
-y es de Bobadilla Jerez-

Un mensaje de esperanza.

Que no me creo.

Me falta fe.

Volvamos a empezar...

sábado, enero 23, 2010

¿Angustia existencial?

El tiempo pasa
y se me está acabando
La vida sigue
y sigo sin estar
Pasará todo y...
¡No me habré enterado!
Y no será porque no me esfuerce.
Dios sabe que lo hago.
Sino porque lo olvido
y olvidar es como no haber vivido.
Pero recordar
es no poder vivir más.

viernes, noviembre 13, 2009

Fe

No tengo nada que decir pero sin embargo aquí estoy escribiendo palabras que nadie leerá. Ni siquiera yo. Porque nada significa nada porque ya no hay significado. Posiblemente nunca lo hubo. Pero ahora se constata. No creo. O mejor dicho nada de lo que creo me incita a actuar. Me falta energia, pienso cuando veo ese derroche energético de tanta gente invertido en estupideces. Les envidio la energia. No los motivos. O, a lo mejor, les envidio la fe. Es bueno creer en algo. Aunque sea un equipo de futbol y un montón de gente haga negocio con ello. Como la iglesia.

martes, septiembre 30, 2008

Decoro

Estoy triste porque mi mundo
se me acaba.

Me queda poco.
Y no puedo economizar
porque se gasta igual.
Me lo he bebido.
Me lo he vivido.
Me lo he metido.
Debo abandonar
ciertas esperanzas
de que ocurran
determinadas cosas.
A menos que no quiera
resultar ridículo,
patético.
Sin embargo,
si se diera la posibilidad,
¡a la mierda el decoro!